Desde hace muchos años en nuestro país la tendencia de convertir los autos gasolineros a Gas Licuado de Petróleo (GLP) o Gas Natural Vehicular (GNV) ha crecido bastante. De eso no cabe la menor duda; sin embargo hay quienes prefieren un sistema dual. ¿De qué se trata? ¿Cuál es la ventaja? entérate con nosotros sus ventajas.

La ventaja del sistema dual es que puede operar tanto con gas o con gasolina, algunos de estos autos se diseñan para cambiar automáticamente a gasolina cuando la carga de gas se acaba, lo que le brinda una especie de seguro para no quedarse varado por falta de combustible o en caso el sistema de gas falle y haya que avanzar hacia un mecánico o un grifo.

Este sistema ha tenido tal acogida que incluso algunas marcas ya fabrican sus autos de esta forma. De hecho resulta tentadora la idea de tener un automóvil que genere un bajo costo en combustible (ideal para trabajar en taxi) y que al mismo tiempo te de la seguridad de poder recargarlo con gasolina.

Ten en cuenta que un auto a gas también es beneficioso para el medioambiente ya que las emisiones contaminantes son mucho más bajas.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.